Sabías Que...


1899, B-P fue convocado a la Oficina de Guerra, y allí el Señor Wolseley, el Comandante en jefe, le pidió salir lo más pronto posible a África del Sur y organizar dos regimientos de Rifleros Montados para el servicio en la frontera norte-occidental de la República africana del Sur.


Aquí parte de su conversación:

Wolseley: yo quiero que usted salga a África del Sur.
B.-P. : Sí, señor.
Wolseley: Bien, puede ir usted el sábado próximo?
B.-P. : No, señor.
Wolseley: Por qué no?
B.-P. : No hay ninguna nave el sábado, pero yo puedo ir el viernes.


A este comentario, Wolseley se echo a reír, y luego siguió para explicarle la naturaleza de la misión especial que B-P. Debía llevar a cabo. La guerra no había empezado todavía, pero sólo un milagro podría prevenirlo entonces, y el Comandante en jefe no deseó dejar algo a la oportunidad